sábado, 6 de septiembre de 2008

Trampa mortal

Concluyó la tercera semana del juicio oral y público del Caso Cromañón, destacándose los testimonios de los peritos, la jugosa indemnización que Callejeros le reclama al Gobierno y la boca abierta de Omar Chabán. El ACOPLE ofrece un breve repaso de lo ocurrido en las tres audiencias.



La semana comenzó el domingo 31 con distintas apariciones de Omar Chabán en los medios. Si bien al comenzar el juicio, optó por el silencio, recuperó la verborrea que lo caracteriza, brindándoles notas exclusivas al diario Crítica y a Luis Majul en su programa televisivo La Cornisa. Nuevamente se mostró vulnerable y solitario, además de declararse inocente y asegurar haber visto a quienes iniciaron la catástrofe utilizando candelas. También manifestó su deseo de presentarse a declarar, lo cual tendrá lugar el próximo lunes.


Por otra parte, un documento revela que los integrantes de Callejeros presentaron una demanda contra el Estado y la Ciudad de Buenos Aires, considerándose víctimas. Lo solicitado como resarcimiento económico ronda los nueve millones y medio de pesos, basándose en supuestos daños psicológicos y morales, entre otros flagelos.
Respecto al juicio que los procesa y los pone en el banquillo de los acusados por lo ocurrido el 30 de diciembre del 2004, todavía se mantienen reticentes a declarar, aunque no se sabe por cuánto tiempo más.


Finalmente, en lo que respecta exclusivamente a lo sucedido en el Tribunal Oral Nº 24, en los últimos tres días de audiencia testimoniaron peritos, arquitectos e inspectores a modo de testigos. Estos especialistas analizaron tópicos claves de la causa, como la tristemente célebre puerta de emergencia: "Tenía barra antipánico y cartel de salida, por lo que atraía a la gente por su tamaño, pero se encontraba cerrada con candado y cables", arguyó Juan María Cardoni, ingeniero civil. Esto se complementó con la información provista por el arquitecto Cayetano Profeta, quién mencionó que dicha abertura, en realidad, se encontraba en calidad de clausurada pero que se la habilitó como salida alternativa y no de emergencia, ya que desembocaba hacia otra propiedad, no a la vía pública.


Otro punto saliente que indujo ese desenlace trágico, se encuentra en el entrepiso de Cromañón. Dicho rincón, de cuatrocientos metros cuadrados y sin puertas, tampoco estaba apto para el uso determinado por el Gobierno; lo máximo permitido debe ser de trescientos metros cuadrados y que con esas dimensiones, el entrepiso debería contar con, por lo menos, dos puertas.


Por último, se hizo alusión al estado de los planos, los cuales no se encuentran disponibles para la causa debido a un incendio ocasionado en el depósito de planos del Gobierno de la Ciudad. “Siempre se queman todos los planos que a uno le hacen falta en el momento más oportuno”, señaló Cardoni.


Respecto a la cuestión, los testigos recordaron que una primera habilitación de Cromañón fue rechazada porque el mismo contaba con unos mil ochocientos metros cuadrados, cuando lo máximo autorizado en el barrio de Once es de mil quinientos. Sin embargo, poco tiempo después, la petición apareció enmendada: en los papeles, el local ubicado en Bartolomé Mitre pasó a ser de mil cuatrocientos cuarenta y siete metros cuadrados. Así es como señalaron al estado por permitir dicha anomalía burocrática.


Hasta acá, lo más saliente que dejó la tercera semana del juicio por la tragedia de Cromañón.


Ezequiel Ruiz

Foto: Vicky Montero

6 comentarios:

satur 6 de septiembre de 2008, 18:52  

Esta foto a Vicky le valio el primer premio en un concurso de fotografia realizado por idealistas.org y se gano una super camara.

Anónimo 6 de septiembre de 2008, 20:02  

ya lo dijiste, que tenemos que hacer,una fiesta?

satur 6 de septiembre de 2008, 20:04  

si, con tu hermana

Freak 6 de septiembre de 2008, 20:35  

jaja

Anónimo 6 de septiembre de 2008, 23:26  

Es que Claudio Garcia Satur se la quiere levantar a Vicky.

caro.snm 7 de septiembre de 2008, 1:10  

es una gran, gran foto

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP