viernes, 19 de septiembre de 2008

Bellezas nacionales

Valeria Bertuccelli y Celeste Cid interpretan con creces sus personajes en “Un novio para mi mujer” y “Motivos para no enamorarse”, films recientemente estrenados.


Los argentinos tenemos la costumbre de decir que las mujeres de nuestro país son las más lindas del mundo. Probablemente tengamos razón, pero no basta solo con palabras. Para eso, qué mejor que la decisión de Juan Taratuto y Mariano Mucci, directores de Un novio para mi mujer y “Motivos para no enamorarse”, respectivamente, quienes eligieron a Valeria Bertuccelli y Celeste Cid para protagonizar sendos films.


Bertuccelli tiene una belleza muy particular, intrínseca a su sencillez, la cual será potenciada por los malos humores de La Tana, su personaje en la historia que se desarrolla a la par del Tenso, encarnado por el siempre preciso Adrián Suar.


Ambos forman una pareja que está pisando los cuarenta y él se siente asfixiado por la relación: básicamente, no soporta el carácter de ella. Al no tener el valor suficiente de pedirle el divorcio, recurre al Cuervo Flores (Gabriel “Puma” Goity), un pata de lana maduro aunque retirado de la actividad, para que la seduzca y ella se vaya de su lado.


En tanto, Celeste juega a ser Clara, una adultescente enamoradiza que bajo su alter ego oculta algo más que un nombre. Pese a los constantes fallidos amorosos, parece no resignarse a encontrar quien la quiera, verdaderamente.


Una traición por parte de su roommate será el punto de inflexión y ese cambio de aire la acercará a un pintor suicida, falto de musas, más de dos décadas mayor que ella, a quién decide llamar Teo, en la piel de un Jorge Marrale extrañamente jovial.


Además de los roles protagónicos y los buenos elencos, hay cameos de superestrellas en ambas. Guillermo Francella aparece tras el escritorio de una oficina inmobiliaria en la película de Taratuto; en tanto, Rodolfo Ranni es el mandamás en el trabajo de Clara, un alienante callcenter para el mercado español.


Aunque sean comedias románticas, ninguna tiene de esos finales felices obvios. Las historias quedan abiertas, al criterio del espectador y dependerá del estado de ánimo o pesimismo de cada quién para darle el desenlace que uno quiera. Y no será raro salir de la sala enamorado de Clara o La Tana. O las dos juntas.


Por último, queda servido a ustedes el trailer de “Motivos para no enamorarse”, armado con la beldad exótica de Celeste Cid y música de Andrés Calamaro.



Ezequiel Ruiz

11 comentarios:

vicky 19 de septiembre de 2008, 10:43  

Ay Querida! Podría ser tu padre!

Anónimo 19 de septiembre de 2008, 12:31  

qué pechos los de la Cid!

obras 19 de septiembre de 2008, 12:40  

que linda que es, mecachendie

el pescado blindado 19 de septiembre de 2008, 12:42  

Celeste Cid es una de las minas con las que no caería en el onanismo... es más para abrazarla que otra cosa (?)

Saltador 19 de septiembre de 2008, 12:45  

Yo un Moisés Ikonikoff de crema le pinto. Con todo respeto (?).

Anónimo 19 de septiembre de 2008, 12:57  

por algo te llamás "saltador"
bien fino!

Freak 19 de septiembre de 2008, 14:27  

la de pajas que me hice con celeste cid

guus 19 de septiembre de 2008, 14:43  

mina de mesita de luz la cid

nikki 20 de septiembre de 2008, 17:25  

Lastima esa cara de culo constante.

carola 20 de septiembre de 2008, 21:43  

ohh marraleeeee
genio

misioescafandro 22 de septiembre de 2008, 10:09  

quiero teta

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP