lunes, 15 de septiembre de 2008

Tonto rompecabezas

Durante la cuarta semana del juicio oral por la causa Cromañón, testimonios de diversos peritos rearmaron los instantes previos a la tragedia.


La audiencia del lunes dio lugar a la lectura de un informe de Bomberos y Policía Federal, redactado en base a los peritajes realizados en el boliche incendiado. El documento reveló que se encontraron veintisiete bengalas detonadas tras la ignición y que coincidían con otros artículos de pirotecnia que se hallaron en las oficinas administrativas de Cromañón.


Además, el escrito remarcó que el uso de esos artefactos está prohibido en espacios cerrados y que no puede ser comercializado a menores de dieciocho años. También se reveló que el sistema contra incendios que poseía el lugar, si bien no estaba en óptimas condiciones, estaba provisto por tanques de agua e hidrantes suficientes para mantener bajo control cualquier situación adversa.


De igual manera, se indicó que si en Cromañón las puertas de emergencia hubieran estado debidamente abiertas, cuatro mil personas habrían podido evacuar el lugar en poco más de cuatro minutos. Se estima que esa noche, tres mil quinientas estuvieron en el lugar para ver a Callejeros.


A esta lectura se le agregó un documento gráfico que recreó el momento del incendio, mostrando que el mismo comenzó en el centro del techo, cubierto por la media sombra, lo que fue descendiendo de a poco, afectando primero a los espectadores que seguían el show desde el entrepiso.


En tanto, el miércoles se redundó sobre las mismas cuestiones de seguridad. En esa ocasión, Sergio Santillán, integrante de la División Explosivos de la Superintendencia de Bomberos de Policía Federal, aseguró que esos artefactos pirotécnicos que se secuestraron en las oficinas del local de Once, podrían haber generado el incendio. Sin embargo, afirma que la última explosión que se escuchó antes de que se desate la tragedia, fue la de un petardo: "Por su ruido seco, es lo más acertado de pensar. La carga que tiene es superior a la de los tres tiros".


Finalmente, el viernes, especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) confirmaron que las cantidades de toxicidad condensada en el aire tras el incendio fueron letales. El poliuretano, guata y media sombra (materiales que conformaban el techo) liberaron cianuro, dióxido y monóxido de carbono, óxido de nitrógeno y vapores de isocianato, lo cual permitió la asfixia y el posterior deceso de muchas de las víctimas. Lo irónico de la cuestión, es que ninguno de estos elementos están prohibidos en las legislaciones de la construcción, aunque no existe, por el momento, alguna otra alternativa que sea más segura.


A diferencia de lo informado en el resumen anterior, Omar Chabán no declaró en esta última semana, pero lo estará haciendo hoy, lunes, en la primera audiencia semanal. En tanto, Maximiliano Djerfy, guitarrista de Callejeros, por medio de su abogada, pidió la palabra y en caso de que la declaración de Chabán termine el mismo lunes, él lo estaría haciendo el miércoles. Es decir, se avecina una semana clave para la resolución del juicio.


Ezequiel Ruiz

Foto: Vicky Montero

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP