domingo, 10 de agosto de 2008

¿Es sólo una manera de actuar?

Pareciera que siempre hay una personalidad de la música que continuamente protagoniza una noticia que no tiene que ver con su arte sino con lo escandaloso. Así, de la mano de su alborotada figura, se mantiene actualizada...



Pareciera que siempre hay una personalidad de la música que continuamente protagoniza una noticia que no tiene que ver con su arte sino con lo escandaloso. Así, de la mano de su alborotada figura, se mantiene actualizada la sección del quilombo de infinidad de medios.

Como ejemplo de esto, en el plano internacional, se encuentran los casos de BRITNEY SPEARS y AMY WINEHOUSE, que nunca dejaron de alimentar las páginas más amarillas de la prensa. Y acá, en Argentina, desde hace un buen tiempo, CHARLY GARCÍA es el número uno en esta cuestión.

Las luchas contra plomos. Las peleas con su hijo MIGUE. El vaso de whisky a BJÖRK. Demoliendo hoteles en Mendoza. La destrucción de la sala de música de la quinta de PALITO ORTEGA. Esos son algunos de los líos que se publicaron de él en la última época.

Hace diez días, se supo que la jueza MARÍA ROSA BOSIO dispuso el traslado de GARCÍA a una clínica psiquiátrica para iniciar un tratamiento de desintoxicación; hasta que los médicos a cargo consideren que el músico está recuperado, la tutela judicial no cesará.

Sobre el asunto, encuentro distintos aspectos que a mi juicio merecen atención. Asimismo, y antes de pasar a ellos, no puedo dejar de referir el deseo de que él logre, de una vez, estar bien y que en un futuro inmediato esté haciendo más música que despelote.

Por un lado, considero un suceso triste que CHARLY GARCÍA, que supo ser considerado el número uno del rock en Argentina, hoy sea tildado también de primero pero sólo en lo escandaloso. Y, por ello, sea mencionado en una nómina junto a BRITNEY SPEARS, por ejemplo.

Por otra parte, me sorprende la postura de los que defienden su actualidad argumentando que es el último rocker porque rompe un hotel, ya que me pregunto qué clase de rocker es alguien que rompe un hotel y después, una y otra vez, se sube a un escenario, hace un papelón musical y encima hasta en una ocasión lo emboca un plomo. ¿No es necesario, para ser un perfecto rocker, no sólo ser rebelde sino además dar shows memorables o, al menos, satisfactorios?

Y, finalmente, apunto que pienso que una de las cosas que necesita GARCÍA para salir adelante —además de los tratamientos que le ofrezca la medicina— es menos gente haciéndole caso a eso de que él es el mejor, el resto son todos giles y say no more. De hecho, opino que directamente no necesita ni a una persona diciéndole que sí a ese antojo. Por el contrario, se me ocurre que sería deseable que alguien le haga ver, como creo yo, que hace tiempo dejó de ser el genio de la música argentina y que este personaje que montó en torno a eso está llegando a un punto peligroso, límite. Y si no está de acuerdo, en vez de romper cosas, que lo demuestre con música, rompiendo, partiendo cabezas y cerrando bocas al punto del entonces sí certero y justo say no more.

Augusto Do Santos
Foto: José Luis García

4 comentarios:

natación 10 de agosto de 2008, 15:04  

charly garcia rocker? de donde?

Anónimo 11 de agosto de 2008, 1:10  

Algun día El Acople volvera a ser lo que era?

Gabriel 11 de agosto de 2008, 10:05  

Si, me parece bien la nota.. igual, no se le puede exigir a alguien que sea "más creativo" o que "vuelva a ser lo que fue".. es bastante egoísta de nuestra parte. Con que esté bien de salud, suficiente para mi.

Anónimo 11 de agosto de 2008, 14:30  

Como dijo Gabriel, no somos nadie para exigirle a un artista que vuelva a hacer lo que alguna vez hizo. Pero está más que claro que hacerse mierda de esa forma no tiene nada que ver con el espíritu rockero.

Sin embargo, creo que a veces deberíamos replantearnos algunas cosas. Cuando apareció todo el quilombo de Mendoza, me acuerdo el titular de uno de esos programas pseudoperiodísticos de la tarde, que decía ''¿Qé hacemos con Charly?“

Qué hacemos quiénes? Vos? Yo? Nosotros?. Nosotros nada, no tenemos por qué hacer nada, tampoco tenemos por qué juzgar de la manera en la que lo hacemos.

Estaría bueno hacer algún comentario, además, del canibalismo periodístico que existe al rededor de Charly. De cómo se frotan las manos los canales de tv cuando charly hace alguna, de esos videos caseros que aparecen de él en plena crisis, de la falta de lealtad -periodística y humana- y etcs de cosas.


Pero bueno, es un cagada que esté así, a mí me duele muchísimo. Como también me enoja que haga lo qeu ahce en los recitales, que se ''cague en la gente'' como se dice y etcs de cosas.

Pero a esta altura, con que este bien de salud también es suficiente para mí...

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP