miércoles, 31 de diciembre de 2008

Más duro que la heroína


Están quienes en el verano corren a buscar el bronceador y la malla, y estamos los que preferimos acercarnos a la librería más cercana buscando algún libro para leer. Somos los que usamos la temporada estival para agarrar todos los libros que no pudimos leer durante el año, que quedaron tapados debajo de los apuntes interminables de la facultad.


Una reciente edición, que data del 2008, me hizo encontrar con “Heavier than heaven”, la biografía de Kurt Cobain escrita por Charles R. Cross. Sin ser un fan acérrimo de la banda, me atrajo la historia de líder de Nirvana por lo que todos ya conocemos: su figura en el mundo de la música, sus dotes de compositor, sus adicciones y un largo etcétera. Pero el punto más llamativo de su vida, el que más nos intriga, es su suicidio: ese eterno interrogante que nos hace preguntarnos qué cosas pueden llevar a una persona a suicidarse es lo que nos atrae. Sin embargo, nunca se llega a resolver del todo el acertijo.


El libro se lee como una ficción, atrapa como cuando nos cuentan el mejor de los cuentos. Porque la biografía no aburre con puros datos cronológicos (aunque sí los hay), sino que el autor nos cuenta la vida de Cobain como si éste fuera un personaje. De hecho, su genialidad y su, por momentos, trágica vida, acercan al libro al género.


No es casualidad que por estas características la obra haya recibido duras críticas alegando que Charles Cross aceptó información de segundo mano, e incluso tildándolo como “la versión de Courtney de los hechos”.


Las más de 400 entrevistas son uno de los platos fuertes. Los testimonios de familiares, novias, amigos, y miembros de Nirvana enriquecen cada pasaje del libro.


Los primeros capítulos, en los que se describen su infancia, son realmente interesantes ya que revelan detalles poco conocidos. Además, se pueden ver algunas fotos familiares del pequeño Kurt. De la visita a la Argentina hay solamente una mención en la que se tilda al show de Buenos Aires como desparejo y olvidable.


La grabación de los discos, las giras, sus romances anteriores a Courtney Love, su épica performance en la grabación del unplugged para Mtv (para muchos el mejor unplugged de la historia), sus adicciones, y su previo intento de suicidio en Roma son algunos de los condimentos de la biografía.


Para los rockófilos y no tanto, para los fanáticos de Nirvana y no tanto: un buen plato para estas vacaciones.

martes, 30 de diciembre de 2008

El arte del buen comer


Las fiestas. Queridas, odiadas, temidas, esperadas, olvidadas. Giran en torno a ella infinidad de sentimientos. A ellas, también, les adjudicamos responsabilidades casi monstruosas. La de “juntar a la familia” es una de las más importantes y casi diría que la más discutida. Pero no es la única.


“Comí como una cerdo” o “engordé 5 kilos en 2 días”, es otra. Y claro, ¿¡cómo no!?: pavos, lechones, matambres, papas, mayonesas, arrollados, helados, panes dulces, turrones. Me llené de solo escribirlo.


En las fiestas abundan (bueno, abundaban) los platos repletos y pesados. Cada integrante de la familia quiere destacarse con su receta favorita y no teme en realizar cantidades desbordantes para que nadie se quede sin probar su “especialidad” y ser el comentario del día siguiente: “¿Viste qué bien le sale el Vithel Tone a la tía Lita?, lástima que nunca me cuenta qué le pone”. “¡Ay, Dios mío! Que la abuela Puli deje de traer esa ensalada de lechuga, pasas de uva, huevos, nueces, durazno, zanahoria, repollo y miel que no la come nadie”.


Por estas razones y las que seguramente hay en cada familia, formando una nueva mitología griega, hoy te presentamos una receta que no puede fallar; fácil, riquísima y fresca, con la que te podrás lucir y ser la envidia de todas las tías del barrio.


Hoy: Huevos Rellenos (¡Atenti! que van sin atún)

Nivel de dificultad: simplísima, pero hay que ponerle amor.

Porciones: 1 huevo por persona.


Ingredientes:

Huevos frescos

Papa (1 mediana cada ½ docena de huevos)

Mayonesa: 2 ó 3 cucharadas soperas

Mostaza: 1 cucharada sopera

Aceite (girasol o mezcla): 1 cucharada sopera

Sal: a gusto

Pimienta: a gusto


Extras:

Ají verde/colorado

Perejil Fresco

Lechuga


Procedimiento:

Hervir los huevos frescos (los colocás en agua fría, llevás al fuego, y una vez que rompe el hervor, contás 10 minutos). Se puede incorporar unas gotas de vinagre al agua para que no se rompan durante la cocción.

Enjuagarlos con agua fría y pelarlos enseguida. Dejarlos enfriar.

Hervir también la papa pelada en cubitos como para puré, salando el agua.

Cuando los huevos están fríos, cortarlos en mitades longitudinalmente (con la hoja del cuchillo mojada es más fácil).

Sacar las yemas. Ponerlas en un recipiente junto con la papa. Salar las yemas (las papas ya están saladas). Pimentar a gusto. Incorporar la cucharada de aceite y hacer con todo esto un puré bien pisado.

Agregar la mayonesa y la mostaza y mezclar hasta que el puré quede bien cremoso y homogéneo (¡ojo! que no quede chirlo, eh).

Rellenar las claras con esta preparación, poner sobre un colchón de juliana (tiritas finitas) de lechuga y colocar encima de cada huevo relleno una tirita de ají verde y/o colorado y/o una hojita de perejil para decorar.


Para preparar la receta, qué mejor que hacerlo con un clásico de fondo: "Yesterday", de The Beatles. En este caso, interpretada por Paul McCartney, autor de la canción, quien en un primer momento la bautizó como "Scrambled eggs". O, como diríamos acá, "huevos revueltos".



Feliz año para todos.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Nuestro camino


El lunes 3 de noviembre, finalmente, lanzamos el nuevo formato de El Acople. En esa ocasión, publicamos una editorial escrita por el creador de la revista, Sergio Trullenque, que de esto de poner sentimientos de un equipo de trabajo en palabras entiende. Que se lea, si no, esta otra editorial suya, que introdujo la salida del segundo número de la revista El Acople, allá por 2004:


Ser independiente tiene muchas ventajas respecto a los sistemas ya preestablecidos y una enorme responsabilidad frente a la gente que espera mucho de vos.

La independencia en nuestro caso puede servir para romper estructuras como salir mensualmente o escribir sobre lo que queramos y como queramos. Ustedes evaluarán si nuestro estilo les gusta o no.

El hecho de no respetar una puntualidad en la salida de cada edición no implica que el contenido sea pobre o que el material pueda tener altibajos (...)

Muchos entenderán esto porque saben lo que significa el sacrificio de trabajar para tener satisfacción. Muchos valorarán aún más nuestro trabajo por la garra que le ponemos. Muchos van a acercarse para no dejarnos caer. Y muchos van a hacer lo imposible para sabotear este trabajo y dejar el rock en manos de algún monopolio.

El Acople no vino a exprimir al rock, sino a sumar y divulgar desde lo que no tiene prensa hasta lo más conocido, con nuestra particular visión de las cosas.

El rock es adolescencia eterna y rebeldía. No sabemos de empresas, aprendemos a diario sin romper los códigos. Es el camino más largo y más duro, y a la vez es el más noble, puro y hasta el más inocente, pero es nuestro camino. Acá estamos otra vez, metidos en el barro. Como nos gusta.

viernes, 26 de diciembre de 2008

El violinista


Un hombre se sentó en una estación del metro en Washington y comenzó a tocar el violín, en una fría mañana de enero. Durante los siguientes cuarenta y cinco minutos, interpretó seis obras de Bach. Durante el mismo tiempo, se calcula que pasaron por esa estación algo más de mil personas, casi todas camino a sus trabajos.

Transcurrieron tres minutos hasta que alguien se detuvo ante el músico. Un hombre de mediana edad alteró por un segundo su paso y advirtió que había una persona tocando música. Un minuto más tarde, el violinista recibió su primera donación: una mujer arrojó un dólar en la lata y continuó su marcha. Algunos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escuchar, pero enseguida miró su reloj y retomó su camino.

Quien más atención prestó fue un niño de 3 años. Su madre tiraba del brazo, apurada, pero el niño se plantó ante el músico. Cuando la mamá logró arrancarlo del lugar, el nene continuó volteando su cabeza para mirar al artista. Esto se repitió con otros niños. Todos los padres, sin excepción, los forzaron a seguir la marcha.

En los tres cuartos de hora que el músico tocó, sólo siete personas se detuvieron y otras veinte dieron dinero, sin interrumpir su camino. El violinista recaudó 32 dólares. Cuando terminó de tocar y se hizo silencio, nadie pareció advertirlo. No hubo aplausos ni reconocimientos.

Nadie lo sabía, pero ese violinista era Joshua Bell, uno de los mejores músicos del mundo, tocando las obras más complejas que se escribieron alguna vez, en un violín tasado en 3.5 millones de dólares. Dos días antes de su actuación en el metro, Bell colmó un teatro en Boston, con localidades que promediaban los 100 dólares.

La actuación de Bell de incógnito en el metro fue organizada por el diario The Washington Post, como parte de un experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de las personas.

La consigna era: en un ambiente banal y a una hora inconveniente, ¿percibimos la belleza? ¿nos detenemos a apreciarla? ¿reconocemos el talento en un contexto inesperado?

Una de las conclusiones de esta experiencia podría ser la siguiente: si no tenemos un instante para detenernos a escuchar a uno de los mejores músicos interpretar la mejor música escrita, ¿qué otras cosas nos estaremos perdiendo?


La otra que se me ocurre es que deberíamos escuchar más a los niños.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Tienes un e-mail

* Click para agrandar




Gracias, Noel (?). Felices Fiestas para vos y tu hermano (?).

martes, 23 de diciembre de 2008

Revancha


Hace casi un año salió "Luca, la película". Esperaba por ese momento desde que la revista La Mano puso a Prodan en su tapa de agosto del 2006, anticipándose a la película -y no como dicen los de Rolling Stone, que apenas si la anticiparon un mes antes- presentando el trailer. Ese minuto y pico me dejó caliente, debo confesar. Las fotos inéditas que presentaba el ejemplar, también, claro. Luca de niño, Luca con un corte de pelo parecido al mío y una cámara de fotos colgándole, Luca con anteojos, armónica y guitarra. Un buen puñado de polaroids para aumentar la colección.

Sin embargo, saber que se estrenaría en el Roxy me daba mala espina. Me imaginaba un auditorio lleno de gente gritando como si fuera un recital. Y era una biopic de la máxima estrella del rock nacional, que está muerto. Eso merece respeto, silencio absoluto, ni siquiera un aplauso al final. Sólo quería escuchar lágrimas rodando por la piel de las mejillas. Las sucesivas funciones eran en el mismo plan: en lugares para muchísima gente. No me interesaba ver como algunos creían revalidar su pasaporte del palo yendo a ese evento.

Ella coincidía conmigo, los dos nos negamos a eso y convenimos esperar la aparición del dvd. Quizás la veríamos juntos, es posible. Aunque yo, realmente, siempre tuve la idea de verla solo. Y eso hice la mañana del sábado, después de un primer intento el viernes por la noche. La rutina de la semana no permitió que pasara de la pantalla de título. Los acordes de la versión
solista de "Regtest" fueron una bellísima canción de cuna.

No me voy a hacer el
yo-me-sabía-todo, ni siquiera conocí a este tipo. Sabía de la existencia de las cartas-casette, pero nunca había escuchado más que pedacitos perdidos por ahí, sin hilar. Rodrigo Espina y sus compañeros supieron qué hacer con eso. El guión es impecable, pero de eso me di cuenta recién al final de la película. Pensaba: "Qué desparejo, son todos datos pegoteados nomás". No fue hasta que sonaron los acordes de "White trash" que me cayó la ficha: Luca es un rompecabezas gigante y complejo; nunca nadie podrá completarlo, pero todo aquello nuevo que aparezca, sirve para entenderlo cada vez un poquito más. La película es una pieza bastante importante y toca no sólo en las fibras sensibles de quién la vea, sino también en la de los protagonistas. Por ejemplo, es emocionante ver a ese amigo de Luca -que en algún lugar del cerebro me surgió si realmente fue amigo de Luca, vaya a saber uno por qué el motivo de la desconfianza- oyendo la cinta que en la que el incipiente cantante le pide a sus allegados noticias sobre este muchacho, quién se encontraba perdido en la heroína. En los extras que vienen con el dvd, aparece una escena en la que Stephanie Nuttal se quiebra al leer la carta que Andrea Prodan le escribió para informarle de la muerte de su hermano. Y lloré, sí, en esa misma escena, cuando Alejandro Sokol cuenta que fue lo que hizo al enterarse, por radio, del deceso de su amigo. Él también lloraba.

Como siempre ocurre en estas ocasiones, voy corriendo a buscar mis discos, libros, revistas, recortes, fotos y todas aquellas micropiezas. Le doy lugar a esto nuevo que incorporo, a los temas previamente inéditos, a las anécdotas, a los distintos tonos de voz de
Luca. Me quedo con una frase del realizador, que al referirse a los extras que quedaron afuera de la edición original y ahora están en el dvd, dice que esta aparición hace justicia con la película, que es una gran revancha. Lo es para mí también. Pude verla, solo, en silencio. Como yo quería.

lunes, 22 de diciembre de 2008

El arte del buen comer

Después de pasar un fin de semana muy gourmet con amigos, advertí que algo tan cotidiano como cocinar, se puede convertir en todo un gran ritual, tan sólo con el agregado de algunos ingredientes en su justa medida.


Para más de uno, cocinar remite a palabras como rutina, tedio o incompetencia, pero quizás ignoran que con 2 o 3 elementos extras, se puede tornar una actividad placentera, divertida, relajante y hasta terapéutica.


Solos o acompañados, hay 2 cosas que no pueden faltar para hacer de la cocina un lugar acogedor y atractivo para la elaboración de un platillo bien apetecible:

- Música

- Una receta fácil y comprobadamente rica (sobre todo cuando la cocina no es lo tuyo)


Por eso, hoy convertimos este espacio en un servicio para la comunidad. La idea es bien simple: una receta muy sencilla y sabrosa, y una buena canción para acompañarla.


Hoy: Helado de Banana

Nivel de dificultad: más fácil que llamar al delivery

Para ¼ de helado, aproximadamente:


Ingredientes:

Bananas medianas 4 o 5 unidades

Azúcar 2 cucharadas soperas

Extras:

Dulce de leche

Chocolate


Procedimiento:

Pelar y cortar las bananas en trozos no muy pequeños. (5 cm. de largo). Colocarlas en un plato o tupper, separaditas y llevar al freezer (o congelador) hasta que estén duras como piedras (de 3 a 4 horas).


Pasado ese tiempo, retirarlas del frío y ponerlas derechito en una procesadora o licuadora apta para picar hielo (Si no tenés, es una buena excusa para ir a tocarle el timbre a tu vecinita/o de enfrente).


Agregar el azúcar, que puede ser reemplazado por miel o edulcorante.


Procesar hasta que se forme una crema; lleva unos minutos durante los cuales creerás que no se te va a hacer nunca, pero... ¡paciencia!


¡Y listo! Helado de banana casero y súper rico. Si tenés ganas, le podés agregar dulce de leche, trocitos de chocolate o lo que tengas en la alacena. Recordá que no tiene conservantes, por lo que podés tenerlos guardado alrededor de 4 o 5 días.


Para acompañar
: "Banana Pancakes”, de Jack Johnson.
¡Qué lo disfruten!



viernes, 19 de diciembre de 2008

La cresta de Javier

Javier es un buen chabón, en serio. Un pibe de esos que te sale de una decir "qué buen pibe". Es un tipo sencillo. Le gusta la música; toca la guitarra y escucha un montón de bandas. Labura en una oficina, lugar que no le sienta pero que le da de morfar. Javier no tiene grandes ambiciones. Le gustaría que Laura, esa minita que tanto le cabe, le de pelota, pero la tiene difícil. También quisiera que no le falte nunca su viejo.


Desde hace un tiempo, Javier fantasea con el día en que dejará de trabajar para esa empresa de mierda, cuando ya no la necesite más. Y se dice que una de las primeras cosas que hará es una cresta, igual a esa que tenía Ricardo Iorio en sus épocas de Hermética.


En un par de días —esto es un secreto entre vos y yo, que me estás leyendo, no le vayas a contar a él si te lo cruzás por ahí—, a Javier lo despedirán del laburo. Pegará un muy lindo billete por la indenmización correspondiente. Se alegrará bocha. Una de las tantas cosas que comprará con esa plata es una entrada para el próximo recital de Almafuerte, el sábado 27, en Obras. Ahí, lucirá feliz su deseada y merecida cresta.


A continuación, desde "Mundo guanaco", primer disco de Almafuerte, el video de "El pibre tigre".


jueves, 18 de diciembre de 2008

El rock que escuchan nuestros hijos

Hace unos días en Telenoche apareció un informe a cargo del maestro Bebe Contepomi, el cual tocaba una temática que preocupa a los padres: ¿Qué escuchan nuestros chicos? (bueno, no los míos, yo todavía estoy educándome mí mismo). A juzgar por un videograph que anticipó al compacto, en ediciones anteriores se habló de No te va gustar, Las Pastillas del Abuelo y Mancha de Rolando. Esta vez le tocó a... ¡Las Pelotas! Una banda que por más que haya pegado un puñado de hits en los últimos años, definitivamente no son de esas que escuchan los chicos.

Desopilante informe el que podrán ver a continuación, principalmente por
los chicos encuestados -bastante lejos de ser niñitos que aún son instruidos por sus papis- y las respuestas a las preguntas geniales del notero mandibuleante. Ah, el final del video... bueno, mejor veanlo ustedes.




De todo corazón, mil gracias,
Bebe. Por muchos años más de frivolización del rock, salud.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Desde el Pogo

Cuántas veces leímos el famoso “Todos los derechos reservados”. Y cuántas veces nos preguntamos que querían decir eso. ¿Qué no tengo derecho a prestar un disco? ¿Qué no tengo derecho a bajarlo a mi reproductor de MP3? ¿Qué no tengo derecho a copiarle ese disco a un amigo en cassette? ¿No puedo grabar la intro para el contestador de mi celular? Exactamente. Eso y muchas cosas más están reservadas para el dueño de la grabación (que no necesariamente es el artista). Bienvenidos al mundo del Copyright.


Cada vez estamos más acostumbrado a bajarnos música desde Internet. Pero eso, por si no lo saben, es ilegal. Está mal. Es un delito y por eso somos criminales. Dicen que es lo mismo que robarse un disco de Musimundo. Alguna vez pensaste robarte un disco de Musimundo (yo sí, “Dopádromo”, aprovechando que la alarma estaba rota y no dejaba de sonar), entonces por qué robarse un disco por Internet.


Primero que todo, no es lo mismo robarse un disco de cualquier disquería que bajárselo del ciberespacio, ya que si uno se roba el disco (por ejemplo, el de Babasónicos que hurté), estoy logrando que haya un disco menos en el local, o sea un disco menos que alguien puede tener. Pero bajándomelo no estoy sacándole a nadie la oportunidad de tener un disco. Es más, estoy permitiendo que alguien más se lo puede bajar al ampliar la cantidad de usuarios que lo tienen disponible. Aún así, sigue siendo un delito, ya que no tenemos el derecho de bajárnoslo. Esos derechos lo tienen las compañías discográficas, que tienen el copyright y que invierten millones y millones en nuevos artistas, como por ejemplo... Airbag (bajarse un disco de estos muchachos debería ser delito, no me cabe la menor duda).


Pero bajarse discos que no están editados en Argentina (y que nunca se van a editar), discos fuera de catálogos, viejos, o millones y millones de canciones que son creadas por ignotos artistas en el mundo, no sólo no debería ser delito, sino que debería ser algo que todos los que quieran oír música deberían poder hacer. Pregúntenles a los músicos qué es lo que quieren. Que los escuchen. Eso es lo que quieren. Vender discos es hoy una forma de que los conozcan, pero no es la única. Hay varios músicos que igualmente se quejan de que “se han reducido su nivel de ventas con esto de la Internet” (guau, aunque no lo crean hay músicos que además de solfeo parecen haber estudiado Marketing). Pero ellos crecieron con Star Trek. No con Matrix.


Me acabo de bajar un tema de los Beastie Boys (“Now Get Busy”) totalmente legal y sin que ninguna compañía, ente regulador de derechos, sindicato argentino de ladrones, ni nada de eso, me pueda decir ni mu. Tengo derecho a copiarlo, a difundirlo públicamente sin fines de lucro, a re mezclarlo y a dárselo a un amigo para que haga lo mismo. Y todo porque ahora el famoso © (Copyright) cambió a CC (Creative Common). Si querés saber más sobre las licencias Creative Common chequea http://www.creativecommons.cl/cc/tipos.html
.

Desde hace un par de años, estas licencias también están disponibles en Argentina. Ah, y si querés bajarte el tema anda a http://www.wired.com/wired/archive/12.11/sample.html.

martes, 16 de diciembre de 2008

Parecidos


Lou Reed y la tortuga de "Buscando a Nemo"

lunes, 15 de diciembre de 2008

Bang Bang, estás liquidado

La adaptación al cine del genial comic “Boggie, el Aceitoso”, de Roberto Fontanarrosa, ya es un hecho. La película se estrenará en Argentina en marzo próximo.



La coproducción argentina- mexicana para la película basada en el comic “Boggie, el Aceitoso”, verá la luz en marzo próximo en las salas nacionales, así como también en gran parte de Latinoamérica.


Para los que no lo conocen, Boggie es un personaje creado por Roberto Fontanarrosa en el año 1972 para una revista cordobesa, inspirado en “Harry, el sucio”. Es ex combatiente de Vietnam,
estereotipo de matón yanqui, gatillo a sueldo, homofóbico, misógino convencido y sin una pizca de sentimientos, y se ha convertido a través del tiempo en uno de los personajes más duraderos del Negro, junto a Inodoro Pereyra.


La película cuenta con la participación de Pablo Echarri (voz de Boggie) y Nancy Dupláa (voz de Marcia). El guión está a cargo de Marcelo Páez.

A continuación, el trailer de la película:

viernes, 12 de diciembre de 2008

No me llames cerdo

Hay quienes comen para vivir y quienes viven para comer. El extremismo, se repite una y otra vez, no es bueno. Hay que encontrar el equilibrio. Más allá de una u otra postura, hay comida que da placer; rabas, salame y queso, matambre y ensalada rusa; asado, ravioles, milanesa con papas fritas, pizza; alfajores, tortas, facturas.


Lo malo, para quienes encontramos satisfacción comiendo, es engordar. Y peor aún es descubrir que hay quienes comen, tal vez más que uno, y no suben de peso; por el contrario, lucen flacos como si se alimentaran como pajaritos. ¡Ah, qué bronca dan!


A continuación, desde “¿Dónde jugarán las niñas?”, primer disco de Molotov, el video de “Cerdo”.


jueves, 11 de diciembre de 2008

Un escándalo fabuloso


El año 1988 no había comenzado nada mal para Los Fabulosos Cadillacs. Iban por su exitoso segundo disco “Yo te avisé” y dejaban de ser promesa para convertirse en un novedoso e innovador referente del rock local, al incluir en sus canciones el ska jamaiquino al estilo de Madness o The Specials.


En ese entonces, el país se conmovía por las sublevaciones militares de Aldo Rico, los paros generales de la CGT de Ubaldini y aparecían los primeros signos preocupantes de una hiperinflación que estallaría como nunca al año siguiente y que terminaría con la salida anticipada del radicalismo del poder.


En aquel último verano alfonsinista ningún espectador tenía que resignar un solo austral para ver en vivo a la banda de Vicentico y Flavio que continuaba con las presentaciones de su segundo álbum considerado por el propio Luca Prodan como el mejor disco del rock nacional.


Era el primer día de marzo del ´88 y la convocatoria –que incluía la transmisión en vivo por televisión- se daba cita en los jardines de Canal 7 que, por entonces, se llamaba ATC (Argentina Televisora Color).


En esa época, era parte de su programación habitual, desde principios de año, poner al aire cada martes un recital, desde su propio parque, de algún solista o grupo musical de cierto renombre. Era costumbre, además, ubicar el escenario de manera tal que quede ubicado justo frente al lago artificial –de poco centímetros de altura-, separando así a los artistas del público presente en el lugar.


A pesar de contar con apenas tres años de existencia, los seguidores de Los Fabulosos Cadillacs se contaban de a miles y así lo demostraban dándose cita en forma masiva en la zona de Figueroa Alcorta y Tagle para disfrutar del show de la banda. Y este fue el primer y fundamental dato subestimado por las autoridades del canal estatal.


A esto se le sumó la evidente ineptitud de los organizadores del evento que no se preocuparon por poner un simple vallado de contención preventivo. Tampoco había personal de seguridad en la cantidad adecuada y ni siquiera asistencia médica. De más está decir que tampoco advirtieron el hecho de que resultaba sumamente peligroso poner cables eléctricos en contacto directo con el agua.


Lo cierto es que, antes de comienzo del recital, una parte del público se impacientó y comenzó a ganar espacio y a ingresar al mismo lago para así poder estar más cerca del escenario obteniendo una mejor ubicación. Y esto no se logró, como es de suponer, sin mediar empujones, peleas y hasta avalanchas entre los espectadores que generaron los primeros contusos y desmayados.


Este desborde inicial ocasionó que una cámara del canal cayera directamente al agua, por lo que se veía seriamente comprometido el resto del equipo. El caos era inevitable y, a esta altura, la transmisión en directo estaba descartada. Por todo esto, el inicio del evento se retrasó, lo que caldeaba aún mas los ánimos de la ya nerviosa concurrencia.


Frente a esto se presentaba una disyuntiva: el show debía suspenderse ya que no estaban en lo absoluto dadas las garantías necesarias para que se desarrolle con normalidad pero, viendo las cosas como estaban, suspenderlo podría desatar aún mas la furia de por lo menos una parte del público.


Para evitar la catástrofe, Los Cadillacs decidieron salir a tocar y, minutos después de las ocho de la noche, ya podían escucharse los primeros acordes de “El genio del dub”. El público estalló.


Tema tras tema, la situación se tornaba aún mas descontrolada. Algunas personas intentaban subir al escenario y otras se encargaban de salpicar con agua todo a su alrededor mientras saltaban y bailaban al ritmo de la música. Todo este frenesí deviene, ante el asombro de los presentes y de los mismo músicos, en la caída al lago artificial de algunas cajas de sonido dispuestas a un lado del escenario.


La situación se tornaba insostenible, el órgano Crumarg utilizado por la banda se rompió por un piedrazo y Vicentico recibió un monedazo en la frente. Apenas terminaron de tocar “Mi novia se cayó en un pozo ciego”, el grupo se refugió en el interior del canal. El show terminaba abruptamente pero no así la batalla campal desatada que seguiría un rato mas.


El vandalismo se había desatado al máximo: se veían jóvenes intentando ingresar al canal, destrozando autos y todo lo que se les cruce a su paso; otros robándose las cajas del sonido, arrancando cables y llevándose lo que podían; las reyertas entre distintos grupos se multiplicaban y el grueso del público huía espantado.


Finalmente, la policía apareció con gases lacrimógenos dispersando la multitud y deteniendo a los más revoltosos. El servicio médico del CIPEC (hoy SAME) hacía lo suyo con los heridos entre los que se encontraban siete policías, incluido el jefe del operativo y titular de la comisaría de la zona quienes fueron internados, posteriormente, en el Hospital Churruca con heridas diversas.


Al día siguiente, Los Cadillacs no salían de su asombro, las autoridades de Canal 7 se desentendían del escándalo achacándole todo a una “patota de facinerosos” y el diario Crónica titulaba a propósito de lo sucedido “Un escándalo de rockeros. Varios lesionados y 35 detenidos frente a ATC”.


Javier Pasaragua

pasaragua@gmail.com

miércoles, 10 de diciembre de 2008

El Cofre


Divididos - Estadio Obras Sanitarias - 23 de mayo de 1992

1. Haciendo cola para nacer

2. El 38
3. Haciendo cosas raras
4. La mosca porteña
5. Light my fire
6. Voodoo Chile
7. Los sueños y las guerras
8. El burrito
9. Sisters
10. Cristófolo Cacarnú
11. Indio dejá el mezcal
12. Sábado
13. Che qué esperás?
14. Cielito lindo
15. Cuadros colgados
16. Montón de huesos
17. Camarón Bombay
18. Qué tal?
19. Abajo solo
20. Sumazo
21. Ala Delta
22. Solo de bajo de Federico Gil Solá
23. Azulejo
24. Paraguay
25. Salir a asustar
26. Roadhouse Blues (cantada por Gil Solá)
27. Summertime Blues

martes, 9 de diciembre de 2008

Manual para el buen uso de los mp3's

Todo coleccionista es, por extensión, obsesivo. Si hablamos puntualmente de música, está claro que no se puede decir que alguien que baje compusivamente discos en mp3 sea un coleccionista. Pero si tiene alma de, va a tener ordenada estrictamente su carpeta de música; así como, seguramente, tenga perfectamente ordenados sus discos en formato físico. Yo soy uno de esos obsesivos, asumo mi enfermedad sin temor a ser segregado por la horda de insensatos que les da lo mismo como estén sus mp3's, si "total suenan lo mismo".


Entonces aquí van una serie de reglas que, si lo siguen al pie de la letra, será por demás beneficioso para ustedes: a partir de ahora serán más ordenados, mejores personas y lograrán encontrar un tema entre miles, en cuestión de segundos.


Ortografía:
El manual empieza flexible, ya que esta regla queda al criterio y las buenas costumbres de cada cual. Si uno tiene las buenas costumbres de escribir con tildes cada vez que utiliza la computadora (MSN, e-mails, etc.), posiblemente sus archivos mp3's también cuenten con ellos. En cambio, si se es un hereje de la lengua castellana y no le pone tilde a nada, puede omitir el uso de los mismos en los archivos de música. ¿Y esto por qué? Porque en el caso de que se utilice una "biblioteca" para navegar en las carpetas con música (como las que tiene Winamp, iTunes, Windows Media Player), si se busca "Rasputín" (con tilde) y el nombre del archivo es "Rasputin" (sin el tilde), el programa no lo encontrará. Entonces hay que continuar la misma línea. Pero desde ya que lo ideal es que se escriba correctamente, no cuesta nada y además se respeta la manera de titular que utilizó el compositor.

Uso de mayúsculas en los archivos y carpetas: Como nos enseñaron en el colegio primario, la mayúscula, entre otras cosas, indica el comienzo de una frase. Entonces, la primer letra de cada título de canción y/o disco tiene que ir en mayúscula; las demás NO! De ninguna manera se toleran nomenclaturas al estilo "El Pájaro Vio El Cielo Y Se Voló". Es insoportable, duele a la vista. Lo correcto sería "El pájaro vio el cielo y se voló". De más está decir que si en medio del título hay un nombre propio, eso sí lleva mayúscula.

Orden: Para lograr la excelencia en el orden, hay tres cosas a tener en cuenta. La primera, es que cada artista tenga su carpeta exclusiva, en donde se depositen los temas sueltos o discos completos de quién corresponda. No hace falta ser tan musimundo y nombrar a carpetas en ese estilo, como por ejemplo "Pelotas, Las", porque queda espantoso. Lo que tampoco es muy necesario, es encajarle un "The" a todas las bandas que lo lleven. Fijense que a algunas les queda tan bien el artículo que es imposible sacarselo, pero a otras les queda bastante mal. Ejemplos: "Beatles", "The Cure", "The Clash", "Brian Jonestown Massacre", etcétera.

Lo segundo es, en caso de tener discos completos, al título de cada uno lo debe preceder el año de edición, un espacio, un guión y nuevamente otro espacio. Es decir, de esta forma: "1986 - Llegando los monos". Así, quedarán los discos ordenados cronológicamente, como debe ser.

Por último, llegamos a las canciones. Obviamente, se debe respetar el orden del disco original y para lograr esto, se debe agregar, adelante del título, número de track -en dos cifras, siempre-, espacio, guión, espacio. Así: "05 - Gallo rojo". Es importante la doble cifra en el track para que la computadora no mezcle el track 1 con los tracks 10, 11, 12, etc. De esta manera, ordena primero a todos los que tengan el 0 adelante, después a los del 1, luego a los del 2 y así.

Además de estas pautas, hay ciertos matices que pueden embellecer su colección, como lo es bajar las tapas de los discos para que el reproductor ponga una miniatura al costado del tema en reproducción, pero la base es esta. ¡Manos a la obra y a ordenar archivos!

lunes, 8 de diciembre de 2008

Parecidos: ¿Alejandro Dolina o Juanse?

jueves, 4 de diciembre de 2008

Si querés llorar, llorá

Luego del anuncio sobre la reprogramación de los conciertos en Buenos Aires, Madonna envió personalmente esta nota a sus fans:


“Estoy muy decepcionada por haber tenido que cancelar mi concierto de anoche. Realmente estaba ansiosa por comenzar hoy el primero de los cuatro conciertos en Argentina. Cuando me enteré que debido a demoras en los vuelos parte de mis equipos no llegarían a tiempo, lloré. Afortunadamente estoy en condiciones de reprogramar el concierto de esta noche y pido disculpas por los inconvenientes que haya causado. Espero verlos a todos ustedes en el estadio de River Plate mañana a la noche y durante el fin de semana largo. Con amor, Madonna".



Regalo fabuloso

Ya todos saben que los Cadillacs volvieron y seguirán volviendo cada vez que hagan una nueva parada del Satanico Pop Tour, gira que comenzó a principios de noviembre y que está por culminar su primer tramo cuando en pocos días hagan un doblete en River Plate.



Cuando se supo que el punto cúlmine del regreso sería ese estadio, automáticamente pensé que era desmesurado. Más aún cuando un conocido que está metido en una agrupación política del club, me comentó que habían reservado ¡CUATRO! fechas.

Finalmente, empezaron vendiendo sólo una y meses después, agregaron una segunda función. ¿Se agotarían ciento veinte mil entradas con precios desde cuarenta y cinco a doscientos pesos para ver a los Fabulosos, una banda que si bien es popularísima y todos conocen al menos una canción, jamás tuvieron masividad de estadio? No, de ninguna manera, no hay que ser muy sesudo para llegar a esa conclusión y termina de darme la razón la enorme cantidad de promociones, en donde reparten entradas como si fueran esos volantes de privados que inundan las calles del Microcentro.

La más risible de todas es el jackpot que el súpermercado Jumbo instaló en su página web. Poniendo nombre, apellido, dni y una dirección de mail, tenés tres posibilidades de ganarte un par de entradas para campo, un par de plateas o un 2 x 1 en la compra de campos. Todo para la fecha del 13 de diciembre, la que haría lucir demasiado grande al templo del silencio atroz. Y estoy tan mal en el campo amoroso, que en el juego me está yendo bárbaro: gané dos campos en el primer intento, me ahorré unos buenos morlacos -nunca viene mal encanutarse unos mangos en diciembre- y puedo invitar a quien quiera a poguear a la luz del ritmo de los Fabulosos Cadillacs.

Prueben ustedes también y quizás contribuyan a que los gordos no tengan que ir al proctólogo por no saber que hacer con tantas entradas sin vender.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

El Cofre


Nirvana - Estadio de Velez Sarsfield, 30 de octubre de 1992

* Unknown Song ["Nobody Knows That I'm New Wave"]
* Aneurysm
* Smells Like Teen Spirit [intro]
* Breed
* Smells Like Teen Spirit [intro]
* Drain You
* Beeswax
* Spank Thru
* School
* Come As You Are
* Lithium
* Lounge Act
* Sliver
* About A Girl
* Polly
* Jam
* In Bloom
* Territorial Pissings
* Been A Son
* On A Plain
* Negative Creep
* Blew

martes, 2 de diciembre de 2008

Naranja sangrando

Ocho y media de la mañana. Talcahuano ya está despierta; personas que caminan rápido, de acá para allá; autos, colectivos y camiones siempre a punto de chocar. De repente, un accidente en la verdulería, una pérdida: una naranja se cayó de su cajón y rueda a través de la vereda directo hacia la calle. Nadie del negocio sale a su rescate. Un coche se aproxima y se intuye que su destino se encontrará con el de la fruta; entonces, efectivamente, las ruedas del automóvil aplastan a la naranja con impiedad y el asfalto queda enchastrado.

A continuación, suena “Durazno sangrando”, aquella canción de Luis Alberto Spinetta que hacia 1975 integró y dio título al segundo disco de Invisible. Tal vez, la historia que prologa el tema podría haber tenido de protagonista a un durazno, pero eso, además de una mentira, hubiese sido una injusticia para con la naranja atropellada.

lunes, 1 de diciembre de 2008

La banda de la década

No hace mucho tiempo tuve una charla con un amigazo de este staff. Con Cristian, más precisamente. Y me dejó marcada a fuego una frase: "Si no te la creés vos, no se la cree nadie". Me vino bien el consejo, debo confesar y agradecer, por supuesto.

El viernes pasado, en el Sí! salió una nota a Airbag y dejaron un par de frases antológicas.


Dejando de lado la política y antes de presentarse el 12 de diciembre en el teatro Colonial de Avellaneda, los de Don Torcuato, un poco agrandados, no dudan en catalogar su disco como "el mejor del rock nacional de la década".

- ¿Para tanto?

Patricio: - Con este disco rompimos todas las reglas de la época.

-¿Tienen amigos en el rock?
Gastón: -Con algunos músicos hay buena onda, Pato estuvo grabando en el disco solista de Adrián Barilari de Rata Blanca, yo intercambié libros con el pelado Cordera. Nos pasamos data de cosas que nos interesan.

Patricio: -Juanse me pide autógrafos para su hija.

-De lejos parece parece que la comunidad rockera no los tuviera muy en cuenta...

Patricio: -Nos tienen miedo. Cualquiera en la calle conoce a Airbag, si no lo quieren ver...

Gastón: -Hoy tener éxito genera ruido en otras personas, recelos. Es todo producto de la boludez y las inseguridades que tenemos como seres humanos.

-¿Cómo se ven en 10 años?
Guido: -Vamos a ser los más grandes. La banda de la década. En ésta entramos tarde, pero en la que viene vamos con todo.

La entrevista completa, perdón, en el siguiente link.

Yo no sé si reírme a carcajadas o embroncarme como Lucho Cubrepileta ante las declaraciones de estos tres pelotudos. Pero evidentemente alguien les dio el mismo consejo que a mí me dio Cris y se lo tomaron demasiado en serio.

Por último, qué bajón para la reportera. ¡Los Airbag te dieron vuelta como una media! Eso no habla para nada bien de vos.

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP