miércoles, 17 de diciembre de 2008

Desde el Pogo

Cuántas veces leímos el famoso “Todos los derechos reservados”. Y cuántas veces nos preguntamos que querían decir eso. ¿Qué no tengo derecho a prestar un disco? ¿Qué no tengo derecho a bajarlo a mi reproductor de MP3? ¿Qué no tengo derecho a copiarle ese disco a un amigo en cassette? ¿No puedo grabar la intro para el contestador de mi celular? Exactamente. Eso y muchas cosas más están reservadas para el dueño de la grabación (que no necesariamente es el artista). Bienvenidos al mundo del Copyright.


Cada vez estamos más acostumbrado a bajarnos música desde Internet. Pero eso, por si no lo saben, es ilegal. Está mal. Es un delito y por eso somos criminales. Dicen que es lo mismo que robarse un disco de Musimundo. Alguna vez pensaste robarte un disco de Musimundo (yo sí, “Dopádromo”, aprovechando que la alarma estaba rota y no dejaba de sonar), entonces por qué robarse un disco por Internet.


Primero que todo, no es lo mismo robarse un disco de cualquier disquería que bajárselo del ciberespacio, ya que si uno se roba el disco (por ejemplo, el de Babasónicos que hurté), estoy logrando que haya un disco menos en el local, o sea un disco menos que alguien puede tener. Pero bajándomelo no estoy sacándole a nadie la oportunidad de tener un disco. Es más, estoy permitiendo que alguien más se lo puede bajar al ampliar la cantidad de usuarios que lo tienen disponible. Aún así, sigue siendo un delito, ya que no tenemos el derecho de bajárnoslo. Esos derechos lo tienen las compañías discográficas, que tienen el copyright y que invierten millones y millones en nuevos artistas, como por ejemplo... Airbag (bajarse un disco de estos muchachos debería ser delito, no me cabe la menor duda).


Pero bajarse discos que no están editados en Argentina (y que nunca se van a editar), discos fuera de catálogos, viejos, o millones y millones de canciones que son creadas por ignotos artistas en el mundo, no sólo no debería ser delito, sino que debería ser algo que todos los que quieran oír música deberían poder hacer. Pregúntenles a los músicos qué es lo que quieren. Que los escuchen. Eso es lo que quieren. Vender discos es hoy una forma de que los conozcan, pero no es la única. Hay varios músicos que igualmente se quejan de que “se han reducido su nivel de ventas con esto de la Internet” (guau, aunque no lo crean hay músicos que además de solfeo parecen haber estudiado Marketing). Pero ellos crecieron con Star Trek. No con Matrix.


Me acabo de bajar un tema de los Beastie Boys (“Now Get Busy”) totalmente legal y sin que ninguna compañía, ente regulador de derechos, sindicato argentino de ladrones, ni nada de eso, me pueda decir ni mu. Tengo derecho a copiarlo, a difundirlo públicamente sin fines de lucro, a re mezclarlo y a dárselo a un amigo para que haga lo mismo. Y todo porque ahora el famoso © (Copyright) cambió a CC (Creative Common). Si querés saber más sobre las licencias Creative Common chequea http://www.creativecommons.cl/cc/tipos.html
.

Desde hace un par de años, estas licencias también están disponibles en Argentina. Ah, y si querés bajarte el tema anda a http://www.wired.com/wired/archive/12.11/sample.html.

2 comentarios:

misioescafandro 19 de diciembre de 2008, 0:43  

siento desilucionarte, pero el "copirait" no cambio, es el mismo. el "creativcomon" es un tipo de licencia, son cuatro, que combinados de diferentes formas, nos da 6 posibilidades, no apliquen combinaciones, "radiojet" si no le erro, "charls manson", y muchos artistas tiene publicados sus trabajos bajo este tipo de licencia, se aplica a publicaciones literarias too. el acople saco una nota en la revista sobre este tipo de licencias.

Anónimo 24 de diciembre de 2008, 2:56  

Me parece que cuando dice "cambió"
quiere decir que los beastie boys a ese tema lo editaron con la nuevas licencias
Saludos

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP