viernes, 12 de diciembre de 2008

No me llames cerdo

Hay quienes comen para vivir y quienes viven para comer. El extremismo, se repite una y otra vez, no es bueno. Hay que encontrar el equilibrio. Más allá de una u otra postura, hay comida que da placer; rabas, salame y queso, matambre y ensalada rusa; asado, ravioles, milanesa con papas fritas, pizza; alfajores, tortas, facturas.


Lo malo, para quienes encontramos satisfacción comiendo, es engordar. Y peor aún es descubrir que hay quienes comen, tal vez más que uno, y no suben de peso; por el contrario, lucen flacos como si se alimentaran como pajaritos. ¡Ah, qué bronca dan!


A continuación, desde “¿Dónde jugarán las niñas?”, primer disco de Molotov, el video de “Cerdo”.


2 comentarios:

Fede 12 de diciembre de 2008, 13:24  

¿Al final se separaron estos payasos?

caro.snm 12 de diciembre de 2008, 16:27  

aguante molotó

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP