viernes, 10 de octubre de 2008

Faltó algo

El martes y miércoles de la semana pasada se llevó a cabo el “Primer Screamo Fest” en Súper Rock, de la mano de la visita de Alesana. Estos jóvenes pertenecientes a la segunda generación del post hardcore brindaron un corto pero enérgico set.



Con solo cuatro años vida, dos discos y un EP, Alesana llegaba a nuestro país por primera vez para ser la banda principal de este festival. Siendo uno de los pioneros del post-hardcore screamo (donde los gritos desgarradores perduran a lo largo de toda la canción), venían a demostrar sus cualidades.


Los teloneros


De las cuatro bandas soportes, Bloodparade era sin dudas de las más de renombre; sin embargo, fueron los encargados de abrir la segunda fecha. Seguramente que ser el único grupo fuera del género (hacen un ghotic metal electrónico), haya influido para que toquen primeros. Yendo al set, podemos decir que nunca lograron un audio óptimo, ya que sus samplers no dejaban percibir claramente el resto de los instrumentos. “Take my soul” fue una de las canciones que pasaron.


La posta la tomó la gente de Romeo Tragedy, quienes con su mezcla de emo, hardcore e indie, dejaron una buena impresión, a pesar de que también sufrieron algunas falencias en su sonido. Mostraron melodías de su disco “Freedom and Combet”, como “Problems” y “TyM”. El público los escuchó con atención.


Fear to Fall subió con una prepotencia y una falta de humildad que provocó el malestar de unos cuantos. Pero a medida que pasaban los minutos, estos adolescentes de Río Gallegos ganaban la confianza de todos con una propuesta contundente y efectiva. Su música gira por un screamo con toques hardcore. Realmente hay que tenerlos en cuenta, ya que son jóvenes y tienen mucho para dar.


Con apenas un año de formación, los chicos de Coralie’s Last Kiss se dieron el gusto de ser soporte de una banda que los influencia. Pese a ello, no lograron dar lo mejor de sí, especialmente por un sonido revoltoso y poco convincente. Demasiado grito extremo y escasa melodía, dos factores que tampoco ayudaron.


Loco, ¿no te cansas?


El reloj marcaba 21:25 hs. cuando Alesana irrumpió en escena, ante una masa que enloqueció ante los primeros acordes. Con una energía arrolladora, arrancaron con “Ambrosia”, uno de sus temas más populares. Su cantante, Dennis Lee, con su voz violenta y sus movimientos infinitos, contagiaba al resto.


Tras una primera función agotada, el miércoles Súper Rock se encontraba a medio llenar. No obstante, los fans cantaban, saltaban o pogueaban como si el local estuviese en su punto máximo. La banda notó ese carácter, entonces decidió entregar más de lo que podía dar. Continuaron con Obsession is Such an Ugly Word” y “Congratulations, I Hate You”.


Su punto más negativo, el cual marcó un concepto general del show, fue su sonido. Éste nunca llegó a ser el ideal, ya que la vehemencia de sus músicos les hacía perder calidad técnica a la hora de ejecutar las canciones. Contar con tres guitarristas y dos voces bien disímiles en una agrupación, no es fácil de congeniar, y si a ello le sumamos tanto ímpetu, se multiplican las dificultades. This is Usually the Part Where People Scream y Red And Dying Evening”, otras dos que pasaron.


A ver si solucionan eso


El complemento de la voz melódica de Shawn Milke (toca la guitarra también) es fundamental para el armado de las canciones. Sin él, los temas quedarían muy desabridos y un tanto comunes. Esto hace que Alesana gire por varios estilos: por momentos suenan hardcore melódico, por otros death metal, algo de pop, en ciertos instantes metalcore, pero siempre bajo la batuta de su estilo definido: post hardcore. “Seduction” y “Tilting The Hourglass”, dos temas de su segundo CD “Where Myth Fades To Legend” -2008-, son buenos ejemplos que se pudieron comprobar en el vivo.


Los integrantes estaban sorprendidos por el amor de los asistentes. Cada dos por tres comentaban su parecer sobre lo que estaban viviendo en Argentina. Seguramente que a partir de ello y de su grata experiencia llegarán otras grupos del estilo tales como Alexisonfire, Tacking Back Sunday, Thursday, etc.


La banda recargó energías detrás del telón para regresar con el combo final de la noche, “This conversation is over” y “Alchemy Sounded Good At The Time”, en donde la masa descargó sus cartuchos finales.


Durante una hora, Alesana ofreció un correcto show de post hardcore, pero no cumplió con las expectativas que se habían creado. Sin dudas, tanta energía y actitud terminaron perjudicando en el sonido de directo. Un audio desprolijo y poco claro se mezclaba con una adrenalina tremenda. Los fanáticos del grupo seguramente habrán quedado conformes con lo visto; en cambio, el amante del estilo esperaba una perfección que nunca logró escuchar.


Daniel Grosso

Foto: Fernando Fernández

2 comentarios:

Freak 10 de octubre de 2008, 11:22  

estos deben ser medio tragaleches

natación 10 de octubre de 2008, 13:30  

sunday, thursday, monday, tuesday, saturday, pero chupenme la pija giles.

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP