martes, 7 de octubre de 2008

Culto al rock

Fiebre rocanrolera de sábado por la noche en el festival de la bebida efervescente, de la mano de The Cult. Las Pelotas, Ratones Paranoicos, Pier e Hijos del Oeste, los créditos locales.


Entrar al predio del Club Ciudad de Buenos Aires puede ser engorroso. Hay que sortear varios controles, vallas, una calle larga, otro control más, un tipo que te corta el ticket, un pasillo ancho, una callecita que se parece más a una kermesse que a un concierto de rock y, por fin, un escenario pequeño enfrentado al main stage.


A priori, la grilla del sábado 4 presentaba rock. Matices más, matices menos, de eso se trataba esta noche: de rock. Y en eso estaban los Ratones Paranoicos, una banda adulta que peina canas –pintadas- y pela temazos: “Vampiro”, “Sucio gas”, “El hada violada”, “Cowboy”. Son inobjetables, inimputables, a Juanse se le perdona todo ni bien se cuelga su guitarra.



Lo contrario les pasa a los Hijos del Oeste, nuevo (¿nuevo?) proyecto de Toti Iglesias, ex líder de los malogrados Jóvenes Pordioseros. Con mala saña habla la gente de ellos, y cualquier cosa que haga ese cantante será risueña u odiable.



Pier sufre la misma condena social; pareciera ser que hay un consenso para detestarlos. Sin embargo, se trata de dos bandas que hacen lo que pueden y a ellos se los ve convencidos de su trabajo. Más allá de los gustos, eso es lo que importa.



A poco de que den las ocho, los músicos de Las Pelotas subieron nada más que para afinar sus instrumentos, ante la incrédula mirada de algo así como diez mil personas. Cinco minutos después, con todo listo, largaron la agriamente bella “Blancanieves + 7”. Hacía frío y eso no ayudaba mucho.


Se trataba de la primer presentación en Capital Federal luego del alejamiento de Alejandro Sokol, en abril de este año. La expectativa no parecía ser demasiada, quizás por no ser un show “propio”. La gente estaba apagada, el grupo lo mismo, aunque la música era una delicia.


Suenan raros los temas que antes cantaba el Bocha. Todo el tiempo uno está esperando que llegue ese alarido en “La mirada del amo” o el bailecito de “Si supieras”. No hubo nada de eso, pero Germán Daffunchio canta y toca cada día mejor.


Al igual que en la despedida de Sokol, Roberto Pettinato acompañó a la banda en gemas como “Perdedores hermosos” (canción que Luca Prodan grabaría en el disco homónimo y “solista” que se editaría post mortem), “Peces”, y “Mañana en el Abasto” y “El ojo blindado”, las dos que cerraron el set pelotero.



Mientras se dejaba todo a punto para que el número principal cerrase la noche, los Beatsteaks dieron muestra de su punk hardcore made in Alemania y el frontman se dio el gusto de llevarse como souvenir un mosh nacional. Un cover de The Clash y remeras al aire contentaron al puñado que se dio vuelta para verlos.


Quince minutos después de lo anunciado, la obertura de A Clockwork Orange sonó como preludio a “Nirvana”, el primer coletazo rockero de los dieciocho que había en la lista de The Cult. Esta noche, Ian Astbury dejó de lado su traje de Jim Morrison para ponerse el propio, ese que lo pone a tope de las preferencias de cualquiera a la hora de elegir frontman favorito.


Por fin estamos sumergidos en un festival rockero. A la mierda los puestitos de comida vegetariana, el VIP de periodistas que optaron por verlo por tevé (!), los tatuajes temporales, los diseños personalizados de zapatillas. “Rain” y “I assasin” le continuaron a ese estallido y, por fin, Astbury saluda a la concurrencia con palabras sueltas como “Boca”, “Independiente”, “Lugano” (?), pero no dice nada parecido a “Maradona” sino hasta que le llega el turno a “Dirty little rockstar”, dedicada al astro.



Tras esta, la falsa retirada de siempre y la barbarie: la gente empezó a huir despavorida, con miedo, a los gritos. Alguien estaba haciendo de las suyas con un elemento filoso. Esto motivo a que los colegas del VIP salieran de la carpa a ver que pasaba. Muchos tomaron fotografías de uno de los tres detenidos, el cual asistieron por una herida a la altura del cuello. Nadie dirá nada en los medios de que se afana a troche y moche en estos megaeventos, ni que tanto “control riguroso” tiene fisuras vaya a saber uno por dónde.


Como sea, The Cult sale de nuevo para terminar con lo suyo con “She sells sanctuary”, momento en el cual las cuerdas de Billy Duffy brillan como nunca. Una hora y media les alcanzó a los ingleses para volver a clavar su bandera y barrer con tantos clones. Los años pasan y foguean más a estos tipos duros que bailan.


La noche del sábado terminó de la mejor manera posible: una banda bien puesta sobre las tablas frías del súper esponsoreado festival, que ya es una sana costumbre de esta época del año. El domingo y el próximo fin de semana, esta historia continúa.


Ezequiel Ruiz

Fotos: Fernando Fernández

11 comentarios:

Agosto 8 de octubre de 2008, 16:59  

A mí cae bien Toti, gatos.

satur 8 de octubre de 2008, 17:26  

Las Pelotas tocan en Obras y con la entrada regalan un Simple.

Alguien sabe algo del artista sorpresa que va a tocar con STP¿?

Anónimo 8 de octubre de 2008, 17:28  

el simple de monja y queso?

el pescado blindado 8 de octubre de 2008, 17:33  

Después de lo del sábado, creo que no vale la pena ir a Obras a ver a Las Pelotas, ni aunque regalen Amor seco (?)

carola 8 de octubre de 2008, 17:43  

cuanto ¡METAL! Acople
ese es el equipo que me gusta (?)

natación 8 de octubre de 2008, 18:33  

para cuando la covertura del MONSTERS OF CHORI, eso es un festival, no sean caretas.

Tizo 8 de octubre de 2008, 18:35  

Cada vez que en el acople siento ese cariño amigable por los ratones, como quien recuerda a un compañero de la primaria que nunca vio despues de 7mo grado, soy feliz. Grande eze!

Freak 9 de octubre de 2008, 8:05  

Natacion!, sos amigo de los pibes de velocidad 22 y d´agosta?

Vicky 9 de octubre de 2008, 10:30  

El violero de la última foto se parece a David Bowie

natación 9 de octubre de 2008, 12:51  

no, pero suelo frecuentar ese tipo de shows.

Anónimo 7 de diciembre de 2010, 17:14  

Aguante toti! tiene un carisma impresionante... la gente habla sin conocer, solamente juzgan! No hay muchos con la simpleza que tiene toti! asi que hablan al pedo, porque no saben nada!

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP