viernes, 18 de julio de 2008

El exilio de las especies

“Wall-E” es la nueva película de Pixar, ambientada en un futuro caótico, donde la vida está en otra parte, lejos de nuestro planeta.



Antes de arrancar, los largometrajes de Pixar cuentan con una yapa, un corto que no alcanza a los cinco minutos de duración. Esta vez, el complemento es “Presto”, una delirante historia de un mago, su conejo y su sorprendente juego mágico de galera y bonete. Si nos echaran de la sala al término de este brevísimo cuento, nos iríamos más que satisfechos y risueños, pero no, el plato fuerte será más que sustancioso.


Los primeros minutos del “Wall-E” son algo desconcertantes. Se puede contemplar una metrópolis (¿New York quizás?) devastada, hecha un basural, abandonada, en donde los únicos habitantes son un viejo robot recolector de desechos llamado WALL-E y una cucaracha. Ambos mantienen una relación de amistad y de fidelidad, similar a la de una persona con su mascota.


De buenas a primeras, una nave baja al planeta y deja una sonda llamada EVE, que pertenece a AXIOMA, un crucero diseñado por "Buy ´n Large" –empresa dueña de todo tipo de recursos, incluso de los territorios terrenales y espaciales, los gobiernos, la producción de alimentos-, en donde los seres humanos se refugian de lo inhabitable que se volvió la Tierra.


La misión de estas sondas enviadas, puntualmente EVE, es encontrar un mínimo de vegetación en el planeta, señal de que el mundo puede ser poblado nuevamente, reinsertando la preservada especie humana en AXIOMA. Pero los rasgos presuntamente femeninos de EVE llaman la atención de WALL-E, que abandona su tarea de sanitaria para ayudarla a cumplir su objetivo.


Contrariamente a las anteriores películas de esta productora, los personajes no están completamente humanizados –más allá de que WALL-E atesora objetos que setecientos años atrás pertenecían a los seres humanos y se emociona con “Hello, Dolly!”, film protagonizado por BARBRA STREISAND-. Es decir, no hay diálogos y las escenas son largas, lo que puede considerarse como una anti-película-infantil-de-Disney.


Esto no hace más que darle otra vuelta de tuerca a las películas de Pixar, las cuales tienen esa mirada tan particular sobre ciertos valores cotidianos. Lo bueno es que se mantengan en la línea de no subestimar a los niños, tocando temáticas interesantísimas que los dejarán pensando un buen rato, además de haberlos divertido en esta hora y media que acaba de pasar. Y si no vean cómo aplauden al llegar los créditos.


Ficha técnica
Wall-E
(Estados Unidos, 2008)
Dirección y guión: Andrew Stanton
Música: Thomas Newman y Peter Gabriel (a cargo de la canción principal)
Productora: Pixar
Distribución: Walt Disney Pictures
Duración: 98 minutos


Si todavía no llegás a juntar los ¡veinte pesos! que cuesta ir al cine hoy en día, podés ir viendo el trailer de “Wall-E” y deleitarte con un poquito de la delicada y bien lograda estética 3D que propone hace casi quince años la gente de Pixar.





Ezequiel Ruiz

12 comentarios:

Flagüer 18 de julio de 2008, 11:12  

viva Cortocircuito!

guus 18 de julio de 2008, 11:45  

me re cago mi sobrina, le dije queres ir a ver a wall-e??? y me dijo que no, que no le gusta y me quede con las ganas.

caro.snm 18 de julio de 2008, 12:02  

cóomo no le gusta?
cuántos años tiene?

no me querés llevar a mí?
jajaj

Vicky 18 de julio de 2008, 12:29  

bien guus, con la clásica técnica de "hacerse el pobrecito", pegaste minita! jajajaaa

guus 18 de julio de 2008, 13:36  

funciona siempre, es un clásico como los ramones, inodoro pereyra o la compota de manzana

Dalmi 18 de julio de 2008, 14:56  

Bueno, podes hacer un combo entonces...

Se ven la peli, despues, se van a un lugar "más tranquilo" a comer compota de manzana mientras se escuchan "Adiós Amigos", por ejemplo, y por último...

le lees unas tiras de Pereyra para que se duerma

Qué digo Gol, Fabbri...(??)

Dalmi 18 de julio de 2008, 14:56  

Bueno, podes hacer un combo entonces...

Se ven la peli, despues, se van a un lugar "más tranquilo" a comer compota de manzana mientras se escuchan "Adiós Amigos", por ejemplo, y por último...

le lees unas tiras de Pereyra para que se duerma

Qué digo Gol, Fabbri...(??)

Anónimo 18 de julio de 2008, 15:43  

PERDON NO PERO .............. CUALQUIERA , COMO SI NO TUBIERAN TEMAS PARA ESCRIBIR ....... AHORA EL ACOPLE ES COMO EL AMANTE DEL CINE ??????????? NANANANANANANA
NO GUSTA

reymon !

guus 18 de julio de 2008, 16:22  

y porque no comentas en el post de arriba o de abajo que son de música en vez de comentar en el que no te gusta, digo no

Vicky 18 de julio de 2008, 16:27  

a mi me gusta entrar al acople y encontrarme otras notas que no sean sólo referidas al ámbito musical. ouh yeah!

misioescafandro 18 de julio de 2008, 18:05  

tal cual viva cortocircuito, el otro dia lo estaban pasando en telefe, habia visto los avances el año pasado, tendré que romper el chanchito entonces, o espero que la pasen por la tele?

nikki 18 de julio de 2008, 18:23  

El miércoles estaba entre esta peli y "Antes que el diablo sepas que estas muerto", y opté por esta última, que se zarpa en garcha, tendría que haber sacado para este loco, loco robotín.

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP