jueves, 17 de septiembre de 2009

Fallido top five "Después de ver"

En la edición de El Acople se recibió muy bien el primer disco de La Franela, "Después de ver". Y Augusto Do Santos y Cristian Seligmann se propusieron hacer a dúo el top five del álbum para esta sección del blog de la página.


La tarea arrancó bien: al final de las seleccionadas, "Lo que me mata". Luego "Pasarás" y después "Akanakena". El problema, que terminó en dilema, surgió cuando hubo que elegir a la mejor: por su parte, Do Santos se quedó con "Llega al tren" y Seligmann, en cambio, con "Todos los vientos".

Rápidamente, podría entenderse que estos dos temas son tan buenos que es comprensible que no haya uno claramente mejor. Otra lectura, más dura y de seguro más atinada, puede afirmar que la edición de El Acople demuestra que sus limitadas aptitudes no bastan siquiera para realizar un top five.

2 comentarios:

Flake 17 de septiembre de 2009, 12:07  

lo escuche una vez y me parecio mas de lo mismo pero mas blandengue.

Nikki 18 de septiembre de 2009, 17:09  

Una oportunidad tuve el agrado de compartir una charla con el señor Cristian en una fiesta dark-gótica, con mucho fetichismo, NIN, Siouxie y Rammstein al palo. Fui de casualidad, acompañando a una pareja amiga que la van de vampiros pero ven sangre y vomitan. El me contó que era habitué, de hecho estaba vestido medio onda Van Helsing (sin sombrero). Y ente pito y flauta, salió el tema de la separación de Los Piojos y la nueva banda de su violero. Justo ese día me contó que había recibido su disco, y me habló muy bien de la banda en cuestión, al punto de confesarme que lo recibió y lo reprodujo tres veces consecutivas, y que cada escucha le gustaba más el disco. Me contaba y le brillaban los ojos. Era un brillo que surgía desde lo profundo. Pude hallar en el un dejo de inocencia y fantasía, pero evidentemente la vida fetichista y sado puso un velo ocre por delante de sus pupilas, porque en ese momento empezó a sonar Type O Negative, me dejó de lado con un gesto cordial, se puso en un rincón sombrío y empezó a beber solitariamente mientras miraba con rencor y lujuria a una rubia tetona tipo Sabrina Sabrok.

En fin, intentaré por todos los medios escuchar algo de esta banda, me quede medio cebado (?). Pero con tanta espectativa, si el disco, a mi gusto, baja de un 9, regresaré a "La caja del odio" (el antro donde sucedió el encuentro) a revolearle el disco en su cara al grito de "¡farsante!".

Saludos, buen fin de semana.

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP