viernes, 27 de marzo de 2009

Rock and roll lacrimógeno


Las canciones de Radiohead atraen por romper los esquemas preestablecidos. Por salirse de la fórmula del éxito o, mejor dicho, por alcanzar el mismo destino pero con una fórmula completamente distinta y mucho más compleja que las demás bandas intentan copiar en vano, sin llegar a resolver nunca la ecuación.


Habría que buscar parte del encanto en teorías psicológicas. Intentar resolver el porqué de esa tendencia masoquista adolescente que disfruta de las canciones y las letras desgarradoramente bellas que entrega Radiohead.


El valor de la entrada ($260) era prohibitivo para muchos, y hacía dudar hasta algún fanático. Sin embargo, días antes no quedaban tickets por vender, y en el club Ciudad no cabía un alfiler. Algunos disfrutaron con las bandas soportes, mientras para otros solo aumentaba la ansiedad.


La lista de temas es anecdótica. Algún espectador pasajero se irá pidiendo “Bones”, o “Lucky”, pero ¿cuál dejar afuera? Cualquier canción de la banda hubiese atrapado tanto como lo hicieron las veinti tantas. No estamos ante un simple recital, sino ante un show con todas las letras. Las emociones se viven a flor de piel. “Karma police”, el tema más coreado, el mayor pogo es con “Paranoid android”, y el cierre con “Creep” se lleva el puesto número uno en cantidad de lágrimas derramadas.


Como si estuviésemos hablando del canto de las sirenas en la travesía de Ulyses, la voz de Thom York practica un encanto sobre las 35 mil personas. Como si fuera un home theatre con sonido 5.1, nos envuelve, nos hipnotiza, y hasta nos contagia esos espasmos que él mismo muestra delante del micrófono.


El sonido de la banda forma una pared que nos rodea, nos aplasta, nos levanta, nos acaricia y nos vuelve a rodear. Esto se suma a la imponente puesta en escena: estalactitas lumínicas cuelgan por todo el escenario y nos atraen como si fuéramos nenes. La sensación es la de haber vivido un momento histórico, no solo por ser la primera visita de la banda a la Argentina, sino por la superlativa calidad del show.


Una vez finalizado salimos lentamente del club Ciudad, caminando, flotando como si estuviéramos drogados, aunque muchos de nosotros no lo estamos. Mientras mi boca silba “Paranoid android”, pienso en lo barata que salió la entrada.

miércoles, 25 de marzo de 2009

Música en espera

El sábado, el cine Gaumont informó mal el horario de proyección de "Música en espera", la película que protagonizan Diego Peretti, Natalia Oreiro y Norma Leandro, que por cierto cuenta con buenas críticas.


La importante cantidad de gente que llegó para ver el film a las diez menos diez de la noche, se encontró con que el mismo ya había empezado hace rato, puesto que la hora correcta de arranque era las nueve menos diez.


De esa manera, sólo quedó una opción posible: "La ventana", de la que ya se hizo un comentario en nuestra sección de Cine, que lejos está de contar con protagonistas de clamor popular.


Así las cosas, todos los espectadores que fueron buscando "Música en espera", colmaron por completo la sala donde se mostró "La ventana". Sí, hasta las butacas de delante de todo se ocuparon.

lunes, 23 de marzo de 2009

"De destructores de neuronas estamos rodeados"

El domingo, en Clarín, se publicó una entrevista a Antonio Birabent en la previa del recital que el músico dará en La Trastienda el 2 de abril, presentando su último disco, "Sopa". A continuación, se transcribe un fragmento del reportaje realizado por Eduardo Slusarczuk.

¿Y cómo detectás que algo va en camino a convertirse en un hecho artístico?

Apelo al dicho de que el diablo sabe más por viejo que por diablo. Ya entiendo rápidamente si una canción valdrá la pena o no.

¿Qué significa que valga la pena?

Que me conmueva, que sienta algo muy puro cantándola. Para mí, la canción adquiere valor si es fiel a mi modo de hacer música. No canto lo que no tengo ganas. Sería una falta de respeto hacia mí y hacia quien me escucha. Puede que vaya por afuera del sistema. Pero yo soy así.

Uno puede creer que sos así, pero también que es una pose.

Preferiría que pase lo primero. Pero bueno, yo sigo mi camino. No tengo otra opción. Para brutos y burdos, ya hay legión. Hay tanta estupidez alrededor, que se ha transformado en lo standard. La sociedad se ha degradado de tal modo que hoy la cumbia y el rock de letras pedorras son la música popular.

¿Te sentís parte de una resistencia?

Humildemente, trato de no aportar a esa estupidez. De construir otra cosa. De no destruir neuronas. De destructores de neuronas, estamos rodeados.

miércoles, 18 de marzo de 2009

Nuestro rock and roll

De vez en cuando, tenemos la fortuna de descubrir una canción que nos gusta, de una banda que desconocíamos. Esto le tocó vivir en estos días al autor de estas líneas, días en los que no dejó de escuchar este tema al menos una vez. La canción en cuestión se llama "Nuestro rock and roll" y es de la banda Pasos Perdidos. Acá se la puede escuchar. Próximamente, en nuestra sección Casi Famosos, habrá más sobre este grupo.

lunes, 16 de marzo de 2009

Top five "El cerebro"

5-Que este momento no se diluya. Un entretenido rock, cuyos mejores momentos son las onomatopeyas que Érica lanza antes de advertir: "Te aseguro que te quedas junto a mí".

4-El año del gato. De la mano de un piano, un tema para escuchar una y otra vez, que justamente gira en torno al sueño de la inmortalidad.

3-Tu ala. En esta pieza acústica, una picante (?) confesión: "Quiero mirar cuando frotás tu cabeza, quiero saber qué pasa por tu cabeza cuando te tocás".

2-Yo te lo confesé. Con aire tanguero, se le cantan las cuarenta a un amor que quedó en el pasado.

1-Quizás hoy. Una canción que es como un cuento, en la que la voz juega tanto que pareciera de otra persona. La mejor parte es el estribillo, cuando la cosa levanta al cantar "quizás hoy el cielo ha de ser mío".

*"El cerebro" es el primer disco de Érica García, que salió en 1997.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Una tarea curiosa

Hace un tiempo, compartíamos unas palabras de Fidel Nadal sobre la cuestión de tocar en vivo. Hoy, gracias a un recital de él que transmitió Ciudad Abierta, podemos verlo en acción y señalar lo curioso de los muchachos que están a su lado, flameando banderas.

Por cierto, esa es una tarea, en un punto, similar a la de los jóvenes empleados por el Gobierno para sostener carteles que piden disculpas por las molestias y anuncian que se está haciendo Buenos Aires, cuando se arregla alguna calle de Capital.

lunes, 9 de marzo de 2009

El arte del buen comer


Blinis con helado

En una nueva entrega de esta sección, hoy presentamos una empalagosa y tentadora receta: blinis con helado. Podríamos describir a los blinies como el eslabón entre los panqueques y los waffles; de fácil preparación, con ingredientes simples, nos encontramos ante un postre que cambiará tu día inevitablemente.

Preparación:

Mezclar harina con bicarbonto y azúcar. En un bol aparte batir huevo con leche y manteca derretida. Agregar la mezcla anterior y batir hasta que no queden grumos. Dejar en la heladera durante media hora.

Para lograr una mayor esponjosidad (?), se pueden agregar dos claras de huevo batidas a nieve.
En una sartén caliente, derretir manteca y colocar pequeñas cantidades de la mezcla y cocinar a fuego bajo de ambos lados, aproximadamene 40 segundos de cada lado. Es importante, cada vez que se cocine un blini, agregar manteca a la sartén para evitar que se peguen y se desarmen.
Acompañar con helado a gusto de cada uno; se recomienda dulce de leche y tramontana.

Ingredientes:

1 taza de harina leudante.
1 cucharadita de bicarbonato de sodio.
1 cucharadita de azúcar.
1 huevo.
40 gramos de manteca derretida.
1 litro y medio de leche.

Por las dudas, si no quedo muy claro, unos consejos de unos amigos:

miércoles, 4 de marzo de 2009

Bizarock TV

Kiss en una inolvidable (?) actuación en "Ritmo de la noche", allá por el año 94, con un enfervorizado público batiendo palmas y porras con los colores de Telefé. Observen la tirada de galgos de Gene Simmons a Marcelito al principio. Sublime.


  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP