martes, 17 de febrero de 2009

"Aunque estés mudo, cantás igual"


En una entrevista, realizada por Daniel Jimenez para Rolling Stone, Fidel Nadal se refirió a la cuestión de lo que representa tocar en vivo:

Fidel ya terminó el té, afuera el calor no afloja e "International Love" comienza su segunda vuelta desde un equipo de música escondido en uno de los cuartos de la oficina. Atesora la taza y mueve suavemente las manos cuando quiere remarcar un concepto. Luce como un tótem jamaiquino, sereno y en estado de gracia. Sólo levanta la voz cuando la idea que masculla lo motiva y se dispara hacia adelante en un movimiento de vaivén pendular. Asegura sentirse atraído por el estudio de grabación, un lugar que le permite liberar su costado más lúdico, hasta que se detiene en la actuación. El cubil desnudo donde el artista se juega la vida y la celebra, con la íntima sensación de saber que siempre puede ser el último show. Por primera vez en toda la entrevista, sus ojos de niño inquieto se encienden como pequeños fuegos.

"En un show, la gente quiere algo más, porque el disco lo tiene en la casa. No es lo mismo mandar un mail o una carta que llegar en persona. La gente quiere que transpires la camiseta y que pongas lo mejor de vos. No es: «Hola, vine, hice lo que tenía que hacer, me voy». La gente espera que dejes entrever algo más de vos, que te caigas del personaje, que muestres algo más humano. Pero también quiere que las cosas salgan bien, que todo suene bien. No te digo que el público sea un músico más, pero… sí. Porque si están como en el cine, en silencio, sentados y sin hacer mucho ruido, a mí me tira para abajo. Pero si la gente está al mango, cantando y saltando, aunque estés mudo, cantás igual".

3 comentarios:

Dalmita 17 de febrero de 2009, 16:15  

Juajuajaujauajauaaju

Estallé!

Ahora, qué divertido debe ser hablar con Fidel!

Atesora una taza...
mueve suave las manos...
parece un totem...
anda como un péndulo...
Hablo re bajito...


zzZZZzzZzzzZZzz

nikki 17 de febrero de 2009, 17:48  

La verdad que en vivo es una cosa de locos, levanta a pleno... pero asi y todo: ¡qué tipo pelotudo! Selassie se revuelve en su féretro.

lowfirocker 18 de febrero de 2009, 1:51  

Esta cita es excelente, Agosto. Y creo que va al centro nodal de lo que para muchos de nosotros es importante: el ida y vuelta con el publico y la actitud del cantante.
hay muchos que han hecho toda una carrera negando o subestimando eso, y burlandose de los grandes carismáticos cantantes.
yo tengo una teoría: lo hacen, los acusan de demagogicos, porque no tienen el don.

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP