sábado, 11 de abril de 2009

El arte del buen comer

¿Cuántas tardes y cuántas noches de tu vida te las pasás enroscándote con tus amigos/as, hablando durante horas del mismo tema sin encontrarle solución?

Que los flacos nunca quieren compromiso, que las minas se la pasan hablando de sus ex, que en el laburo te quemaron la cabeza, que los pibes del barrio no se ponen las pilas para ir a jugar al fútbol todos los martes, que tu vieja te tiene harto siempre reclamando que hagas algo en la casa, que no dejas de amagar con empezar el gimnasio, que tenés que leer 1.200 páginas para la facultad y no podes sentarte sin distraerte con cada mosquito que pasa y se posa en tu nariz, que desde cuándo son todos amigos de Alfonsín, que dejamos todo y nos vamos a vivir al Bolsón, y seguramente unas cuantas cosas más.


Como lamentablemente no seremos los que podamos encontrar la salida para todos estos laberintos, pensamos que el mejor aporte que podíamos hacer es convidarte una rica receta para acompañar al mate que gira de mano en mano amiga al ritmo de “rotala rotala”, durante esas extensas tardes noches de palabrerías.

(Además, tiene la ventaja de resultar muy útil para quedar bien con la familia el próximo fin de semana).


En esta edición de “El arte del buen comer” te presentamos una muy fácil (científicamente comprobado) Rosca de Pascuas:


Ingredientes:

(Pocos y presentes hasta en los desabastecidos supermercados de descuentos)

Masa

levadura 30 gs.
leche condensada 1/2 lata
huevo 1
harina común 300 gr.
manteca derretida 40 gr.
ralladura de limón 1 cucharadita
esencia de vainilla 1 cucharadita
huevo para pintar
azúcar para espolvorear

Crema Pastelera
yemas 2
leche condensada 1/2 lata
maicena o fécula de maíz 2 cucharadas
agua 200 c.c.
esencia de vainilla 1 cucharadita


Procedimiento:

Masa
Disolver la levadura en agua tibia. Agregar la leche condensada, el huevo, la manteca, la ralladura de limón y la esencia de vainilla. Batir con batidora eléctrica (o manual) durante 3 minutos. Agregar la harina y formar la masa. Trabajarla partiéndola y uniéndola nuevamente varias veces. Dejar descansar la masa en un bol, tapando la superficie con papel film (o con un repasador), durante 1 hora en lugar cálido. Pasado este tiempo, tomar la masa y ahuecar el centro con la mano, colocar en el centro un vaso o taza enmantecado y enharinado (para que conserve la forma) y dejar levar durante 2 horas más en una placa enmantecada y enharinada.


Crema Pastelera

Mezclar las yemas con la leche condensada, la fécula de maíz y el agua. Llevar al fuego revolviendo continuamente. Cuando comienza a hervir revolver más rápidamente y apagar el fuego. Seguir revolviendo hasta que la preparación se enfríe y agregar la esencia de vainilla, mezclar y colocar la crema en una manga (si no tenés, podes hacerla con una bolsita de nylon o simplemente usar una cuchara). Distribuir la crema sobre la rosca. Pintar la masa y la crema pastelera con el huevo batido, espolvorear con azúcar y llevar a horno moderado durante 40 minutos, hasta que tome colorcito tentador.


¡Realmente es rica y muy simple, solo hay que animarse! Y si te gusta cocinar con música, como a mí, y queres tratar de no enroscarte más con nada, te invitamos a escucharte “Cuando el amor no entra” del gran Gabo Ferro (que lo podes ir a ver, escuchar y sentir todos los domingos de abril, a las 21hs. en Ciudad Cultural Konex).

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP